miércoles, 1 de agosto de 2012

Parcul Cişmigiu / Parque de Cişmigiu

Sin este parque Bucarest no sería lo que es hoy. Su creación configuró y ayudó a dar forma a la capital hasta dar la imagen y vida tal y como la conocemos hoy en día.

 
Es uno de los pulmones de Bucarest, una de las mejores zonas verdes en pleno centro histórico de la capital. podría decir que uno de los mejores lugares para perderte entre sus largos parterres, llevarte un libro y sentarte frente al lago central y tomarse un respiro del ritmo frenético de la vida urbana.
Lo que a uno llama la atención y se topa con la entrada principal de este curioso y maravilloso parque es lo verde y colorido que es el parque, que te atrapa y te invita a entrar, como si fuera un hechizo, y dejarte perder caminando, llegando a rincones mágicos.


Tiene varias entradas, dos de ellas por "Bulevardul Regina Elisabeta" (donde está la entrada principal y más monumental, la más vistosa) y las otras que se reparten por el perímetro. Se halla enfrente del edificio del Ayuntamiento (hoy en obras de restauración) y a escasos cinco minutos a pie de la Universidad (Universitate).
Es el parque más antiguo de la capital, los primeros datos nos llevan a 1847 en donde se nos muestra esta zona como un bosque abandonado. El príncipe Alejandro Ypsilanti decidió instalar en este lugar una fuente para alimentar la ciudad de agua potable. El responsable de las fuentes del ayuntamiento era el director "al cişmelelor din Bucureşt", abreviado en "cişmegiu" (de la palabra de origen turco "ceşme": fuente), quien en aquellos tiempos vivía en la orilla del lago y se encargaba de su mantenimiento.


El austriaco Meyer (ex-jardinero y paisajista de los jardines imperiales de Viena) ofreció más tarde un plan de paisajismo que el príncipe Bibesco llevó a cabo para transformar el lugar en un jardín público abierto al público desde 1854, puesta hasta la fecha era un lugar pantanoso. Acoge la flora más particular de cada zona de Rumanía, incluso de Austria debido a la presencia del Imperio Austrohúngaro y su influencia.

Detalle de la decoración de los bancos que hay en el parque

Cuando comienza la primavera y se llena el lago, debido a que en invierno se vacía debido a las extremas temperaturas que estropearían las instalaciones, es un lugar perfecto para alquilar una barca y remar por él. En invierno, cuando no hay agua se instala una pista artifical de patinaje sobre hielo. Para los amantes de la música, todos los domingos por la mañana de primavera y verano se podrá ver y escuchar a bandas de música clásica tocando al aire libre.

Detalle de la Rotonda de los Escritores y busto de Eminescu.
Ambas fotografías tomadas de la web www.bucharestdailyphoto.ro

Uno de los rincones más particulares es uno que está escondido, la Rotonda de los Escritores. Un paseo circular con los bustos de los escritores rumanos más importantes como Mihai Eminescu, Ion Creangă o Ion Luca Caragiale. Pero si decides perderte por el parque y por algunas de sus laberínticas callejuelas te darás de bruces con pequeñas fuentes y diversos monumentos como el que recuerda a los soldados franceses caídos en Rumanía durante la Primera Guerra Mundial o la estatua del poeta Traian Demetrescu.


Monumento a los soldados franceses caídos en rumanía durante la IGM,
tomada de la web www.bucharestdailyphoto.ro  

Siendo la época del año que sea, Cişmigiu es una de las mejores opciones de ocio al aire libre. Además de que cuenta con un restaurante en mitad del lago y un bar para pararse y beber un buen café o una excelente cerveza.

Parterre central en el mes de mayo de 2011
Mes de marzo de 2011, se nota aún el gris invernal


Varias fotos tomadas por mí en el mes de marzo del 2011
 Tomadas de la web www.bucharestdailyphoto.ro

Sin este parque Bucarest no sería Bucarest, sería sencillamente una ciudad más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada