domingo, 20 de noviembre de 2011

El tango en Bucarest o Leschenko

Una de las destacadas figuras del tango fue Pjotr Leschenko, de origen ruso, en Europa. Nació durante un violento periodo de pogromo contra la población judía en la Rusia Imperial del Zar, a finales del siglo XIX. De familia pobre, Isayevo fue la ciudad que le vió nacer (actualmente forma parte de Ucrania, cercano a Odessa).


Durante su estancia en Riga (Letonia) combinó la música gitana con el tango y ya en 1935 estaba en la cima de su éxito. A pesar de que todavía se incluyen viejos romances rusos y soviéticos, incluso canciones (como "Serdtse") en su repertorio. También dió algunas clases de ballet en París, donde conoció a su primera mujer Zinaida Zakit, una bailarina de Letonia. Su acto fue una mezcla de ballet, bailes folklóricos y tango europeo.


A pesar de su fama, nunca pudo cantar durante el Imperio Ruso y tampoco después de la Revolución de Octubre (1917), ya que su estilo resultó discorde con la política cultural de la Rusia Soviética (Realismo Socialista), por el contrario fue muy querido por el pueblo y sus discos circularon de manera clandestina ya que su música fue considerada contra-revolucionaria.

Tras la Revolución de Octubre, el músico fue considerado un "emigrante blanco" (White émigré) por el nuevo gobierno ruso. Un "emigrante blanco" fueron aquellas personas que emigraron de Rusia tras la Revolución de 1917 y que no estaban a favor del clima político que se instauró tras dicha Revolución (eran anti bolcheviques).


Dentro del Imperio Ruso apenas nadie conocía personalmente a Leschenko pero se volvió una verdadera leyenda. Su música llegaría a Yugoslavia, Austria, Inglaterra e incluso a Egipto, Líbano o Turquía. En Bucarest, Rumanía, sí que le conocían bastante bien donde vivía y tenía un pequeño restaurante donde solía tocar todas las noches música folklórica (gitana) y tangos junto a su segunda mujer, Vera. Parecido fue el caso de Alfredo Zitarrosa en Uruguay

Casi al final de la Segunda Guerra Mundial, en 1944, cuando Rumanía cambió de bando (ya que desde el inicio apoyó a la Alemania nazi) las tropas del Ejército Rojo entraron en Bucarest y se convirtió en el protegido del general Vladimir Ivanovich Burenin, comandante militar de la guarnición del Ejército Rojo en Bucarest. Algunas fuentes creen que esto se debió a que el mariscal Georgy Zhukov era un admirador secreto de su música. Pjotr probablemente pensó así y, después de la guerra, escribió muchas cartas a sus amigos en la Unión Soviética pidiendo que se pusieran en contacto con funcionarios de alto nivel para que él y Vera pudieran volver a su país de nacimiento.



Tiempo después la policía les detuvo, a él y su mujer, en 1951, y les cerraron su restaurante prohibiéndole seguir tocando. No les dieron tiempo a despedirse y mandaron a su mujer a la Unión Soviética para realizar trabajos forzosos por haberse casado un una extranjero. Nunca más volvieron a verse. Él estuvo preso cerca de Bucarest y murió, tres años después, en 1954 en Bucarest. Ella vivó en soledad hasta casi cumplir los 90 años, en 2009.

Imagen de Vera y Leschenko

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada