domingo, 12 de diciembre de 2010

Gases (Vulcanii Noroiosi)

Os voy a hablar de Dan, un compañero de la universidad que conocí en la clase de "Cuerpo y sexualidad en los siglos XIX y XX" (en la foto de Julia que he subido y que veréis un poco más abajo de los cuatro que hicimos el pequeño viaje, Dan es el de la derecha del todo) y que se animó a ir con nosotros a ver "Vulcanii Noroiosi" (en castellano, "Volcanes de lodo"), cercano a la ciudad de Buzau. Desde el principio del curso (en esa asignatura) es de los pocos que nos hablaron y que aún sigue charlando con Julia y conmigo. El pasado viernes le animé a quedar con nosotros, tomar algo, charlar, conocernos mejor fuera de las paredes de clase. Hacía unos pocos días, Julia y yo, habíamos organizado una pequeña salida, y así dedicar los sábados a salir de Bucarest y conocer Rumanía. Para probar Julia me habló de este sitio, un lugar en donde la tierra expulsaba barro. Cuando quedamos con Dan se lo comentamos, que íbamos a ir en tren, etc., y él se ofreció a ir con nosotros pero en su coche. Creo recordar que dijimos que "SÍ" antes de terminara de hablar.



Unas imágenes de los cráteres.

Julia, José, yo y Dan.











Según me he informado, gracias al gas natural (o a los movimientos sísmicos) se produce este fenómeno. No es raro que este lugar tuviera un aspecto de superficie lunar ya que es normal cuando hay defosteración, deslizamiento de tierra, fuertes lluvias, etc., que se de lugar un aspecto raro. Incluso en la zona habita una especie vegetal poco común, la Gardurita, común en Asia y que se puede encontrar en esta zona.

Sí, he podido ver cómo la Madre Tierra se tira pedos. Toda una experiencia.


A 15 kms. está Buzau, que tuvimos que pasar por ella para ir a los Volcanes de Lodo. Como podéis ver en la foto que hizo Julia, son zonas rurales humildes. En la imagen un carro, de fondo un puente para cruzar el río, etc. Buzau no es una gran ciudad, y si encima hace 0ºC pues tampoco invita a quedarse mucho. Sí cabe destacar el Palacio Comunal (abajo la foto de Julia de la torre), algunas iglesias ortodoxas (abajo a la izquierda, el reflejo de unas de las torres en un edificio. Foto de Julia) que rompen la imagen de una ciudad de bloques edificios (propios de la etapa comunista). Apenas estuvimos 15 minutos por el centro cuando decidimos irnos, el frío era insoportable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada